Tratamientos naturales contra las imperfecciones que me encantan

by - octubre 06, 2016


Típico que cuando menos te lo esperas, aparece. Ahí, justo en la mitad de la nariz. Las imperfecciones, llegan a nuestra vida por temas de estrés, piel grasa y mala suerte. Pero mantengamos la calma. Acá les pongo mis tratamientos favoritos contra las imperfecciones.

Antes de cualquier cosa, lo básico, indispensable y fundamental es limpiar tu rostro antes de dormir. No tiene que ser con nada en especial: un buen jabón neutro y mucha agua son más que suficiente. Ah, y siempre, antes de salir de casa, utiliza protector solar. La limpieza y la protección son dos básicos que no puedes dejar pasar sin importar el tipo de piel que tengas.

Té verde para la inflamación

Para cuando tienes un horrible brote de pubertad en el momento menos indicado, el té verde, por sus beneficios antiinflamatorios, es una excelente opción para reducir la producción de grasa y la inflamación. Este tratamiento es ideal para pieles mixtas o grasas. Tienes dos opciones: aplicar unas gotas de extracto de té verde directamente sobre las imperfecciones o buscar una mascarilla —las venden en muchos lugares, como Sephora— que contenga esta hierba.

Azúcar para los puntos negros

Adiós a los puntos negros. Exfolia tu rostro una vez cada semana —o quince días, dependiendo de qué tan sensible seas— para eliminar las células muertas y dejar tu piel limpiecita-limpiecita. Después de desmaquillarte, coloca una cucharada de azúcar en tu mano y échale tantita agua. Esparce la mezcla por tu rostro con movimientos circulares (no muy fuerte), con cuidado de no acercarte demasiado al área de los ojos.

Pepino para el glow

La típica imagen mental del tratamiento de belleza con dos rodajas de pepino en los ojos existe por algo. Esta fruta, además de esconder tu noche de fiesta, es un gran tónico natural que nutre tu piel si lo aplicas como mascarilla. Licúa un pepino con un poco de agua de rosas y coloca la mezcla en tu rostro. Déjala actuar durante 10 minutos y luego enjuaga. Tu piel estará limpia, fresca y con ese no sé qué que qué sé yo.

Coco para la hidratación

Ya viene la temporada de frío y la piel lo sabe. Aunque no lo creas, un excelente remedio para la resequedad es el aceite de coco. Sí, ese que también sirve para la cocina. Y lo puedes usar tanto en las manos, como en la cara y el resto del cuerpo. Si te da un poco de “ew” untártelo, una buena opción es sustituirlo por tu desmaquillante. Así recibirás sus beneficios humectantes sin ni siquiera notarlo.

La búsqueda del tratamiento ideal es larga, pues lo que le funciona a uno no necesariamente le funciona al otro. Así que, ¡suerte! Eso sí, para temas más delicados de la piel, no dudes en ir directamente con un dermatólogo, ellos podrán ayudarte a encontrar el tratamiento adecuado para ti.

You May Also Like

0 comentarios